La representación de la Comisión Europea en España desempeña una triple función. En primer lugar, proproporciona a los medios de comunicación nacionales y regionales información adaptada a sus necesidades específicas. Además, sirve de punto de contacto entre la Comisión Europea y las autridades nacionales, los formadores de opinión y las redes de información tanto a escala nacional como regional. Por último, transmite con regularidad breves análisis políticos a la Comisión Europea en Bruselas.