Castilla-La Mancha va camino de terminar el año 2021 exportando más que antes de la pandemia

“Es casi como si no hubiera pasado nada”. Cuesta escuchar frases así y más si se refieren a los años 2020 y 2021. Pero esta reflexión la hace Pedro Antonio Morejón, el director territorial del ICEX en Castilla-La Mancha. Y es que globalmente las cifras de exportación ponen a la región al nivel de las que había antes del coronavirus. Es más, las previsiones que hace el ICEX para 2021 es que Castilla-La Mancha terminará rozando los 8.000 millones de euros de facturación en el extranjero. En concreto, marca 7.960 millones y si se consigue esa cifra, la región superaría el récord que había hasta ahora, que es el de 2019, con 7.527 millones. Dicho en otras palabras, Castilla-La Mancha puede terminar el año exportando más que antes de la pandemia y marcando un nuevo techo. 

Morejón apunta que a Castilla-La Mancha le ha ido mejor que a la media del país. En el conjunto de España 2021 puede ser el año en el que se recupere la posición perdida en 2020, pues el año pasado las exportaciones del país cayeron un 10% y este año podrían subir un 10,2%. Sin embargo, en el caso de Castilla-La Mancha no solo se recuperaría, sino que incrementaría sus datos respecto a la situación anterior, pues el año pasado las exportaciones cayeron la mitad que la media del país, un 4,5% y este año sube casi lo mismo que el resto de España, un 10,7%. 

¿Dónde está la clave del milagro castellano-manchego? Morejón aclara que la región no ha tenido nunca una tradición exportadora, pero con la anterior crisis muchas empresas se lanzaron a buscar nuevos mercados en el extranjero. “Han visto que no es más complicado que te compre y pague una empresa canadiense que una de Palencia”, expone. Morejón le suma que hay un sector muy importante como el agroalimentario, que no se ha visto tan perjudicado por las limitaciones de movilidad impuestas por el coronavirus.

La Covid expulsa a las empresas nuevas

Aunque globalmente las cifras de las exportaciones se recuperen, los datos por sectores, mercados o número de empresas se han revolucionado con el coronavirus. En cuanto al número de empresas exportadoras, se han perdido casi mil en un año. Estarían en unas 6.088. Morejón explica que ha afectado a las que habían comenzado hace poco su aventura en el extranjero. “Las que habían iniciado la exportación, la pandemia las ha arrojado fuera del mercado”, apunta. Esta pérdida no se nota tanto en los datos macroeconómicos, pues el 90% de las exportaciones de la región, las hacen empresas regulares. 

En cuanto a los sectores, muchos de los grandes en exportación siguen fuertes y se ven incrementos este 2021 en aparatos eléctricos, maquinaria, carne, aceite, vehículos, aluminio, plásticos. Por contra, los sectores que menos exportaban en volúmenes siguen dando datos en rojo. “Son sectores nuevos incorporados en exportación», explica, «son más empresas, más pequeñas, más frágiles”.

En relación con los mercados, Reino Unido sigue a la baja por la cuestión del Brexit y Alemania no recupera su pulso. En cambio, Francia e Italia están ganando protagonismo como destino para los productos castellano-manchegos. Entre los nuevos, destaca el incremento de países como Dinamarca, Polonia o Marruecos. 

Albacete va recuperando posiciones. Morejón señala que estuvo años en valores negativos y va recuperando posiciones. Para 2021 puede crecer un 11,5%. Señala que se está diversificando en sectores y eso la está aupando.

Ciudad Real se recupera con el vino. Morejón reconoce que es una provincia cuyos datos dependen mucho de la evolución del sector del vino. Tras meses en negativo, se vuelve a recuperar. Para 2021 el rebote puede ser del 17,3%.

Cuenca aprovecha la peste porcina en Asia. Cuenca podría subir un 16,3%. Morejón dice que la clave es que tiene un sector cárnico muy potente y que está aprovechando la oportunidad de vender en el mercado asiático por la peste porcina que están padeciendo.

Guadalajara pende de los componentes. El sector de la automoción es clave y ahora hay incertidumbre con la llegada de componentes. Calcula un crecimiento del 4,5%.

Toledo, en equilibrio. Morejón destaca que es la provincia que destaca por su diversificación de esos sectores y eso se nota en un comportamiento equilibrado. Para 2021 prevé una subida del 8,1%.

*Fuente: La Tribuna de Toledo