Balance de exportación e importación en la provincia de Albacete

Nos hacemos eco de la amplia información publicada por el diario La Tribuna de Albacete (en su edición del lunes 26 de febrero), sobre las exportaciones de Albacete, por el interés que esta crónica periodística tiene para las empresas de ADIEX. Además, recoge una valoración del presidente de la Asociación, Iván Torres.

Más de la mitad de las exportaciones albacetenses se van a cuatro países
Desde la asociación empresarial Adiex se pide vencer el miedo de ir a mercados emergentes con más oportunidades

De Albania a Ciudad del Vaticano, de Etiopía a Zimbabue, y de Iraq a Hong Kong. El negocio de empresas albacetenses en el exterior llegó en 2017 a destinos de más de 150 distintos países, con 82.514 operaciones comerciales documentadas en la base de datos de Comercio Exterior de la Agencia Tributaria, que sirvieron para facturar más de 969 millones de euros, una cifra que supone un nuevo crecimiento sobre las exportaciones de otros años, como ya vienen subrayando agentes empresariales y la Administración. Pero un vistazo al listado de países según el negocio que generan para Albacete sirve para ver que sólo cuatro destinos copan más del 53% del valor de lo exportado en un año desde la provincia. Se trata de Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos de América, naciones a las que desde la provincia se facturaron productos y servicios por un montante de 514 millones de euros.

La estadística revela que los cuatro países a los que Albacete más vende son los mismos desde el año 2014, cuando Estados Unidos desbancó a Portugal en esa cuarta plaza. De hecho, las exportaciones al país americano desde la provincia han experimentado un crecimiento más que considerable en los últimos años: En 2012 no superaban los 34 millones de euros, una cifra de facturación que casi se triplicó en 2017.

El crecimiento que tiene Estados Unidos como negocio para la exportación se percibe no solo en el valor de lo exportado, también en el número de transacciones hechas desde Albacete: 1.628 en el año 2012, y más de 3.200 durante el año pasado. El calzado fabricado en la provincia supone un tercio de todas esas operaciones.

UN OBSTÁCULO. En casi todos los principales países a los que exporta la provincia hubo en el año pasado tasas de crecimiento anual, desde el 1,28% en Alemania al 30,55% de Estados Unidos. Sin embargo, un crecimiento así no tiene por qué ser una buena noticia sin más. Iván Torres es presidente de la asociación albacetense Adiex, colectivo empresarial de importadores y exportadores, y en relación a estos datos comentaba que concentran las exportaciones en los países «clásicos» es un handicap que está restando oportunidades de negocio, aunque admitía que es un fenómeno que se da en todo el país: «No solo es un problema provincial, pero seguimos focalizados en los países de la UE y países con unas economías contrastadas, como Estados Unidos. Debería ser lo lógico, porque son países con un importante crecimiento económico y demanda importante, pero también son lugares donde existe mucha competencia, y estamos dejando de lado mercados emergentes que pueden ser importantes». El presidente de Adiex se preguntaba por los motivos de buscar siempre los mismos mercados: «Puede ser por distintas razones, falta de idiomas, preparación, voluntad de internacionalización, no se llega... Pero hay oportunidades de negocio igual de buenas o incluso superiores a las de países que pueden parecer más fáciles, como sea Francia, o Canadá por ejemplo. A lo mejor en Sudáfrica o Australia hay otras oportunidades y hay que buscarlas. Que es más lejos, más complicado que son otras normativas, sí, pero esos miedos hay que terminar de vencerlos y ganar cuota de mercado».

Desde 2014 Estados Unidos es el cuarto destino del comercio exterior de la provincia

LO QUE SE VENDE. Los datos de la Agencia Tributaria muestran a su vez los productos y servicios que se venden a otros países desde Albacete. El capítulo que incluye el vino sigue siendo el que más valor genera en términos de facturación, por encima de los 131 millones de euros en 2017. Le sigue en segundo lugar el calzado y artículos similares, con más de 117 millones. El aluminio y sus manufacturas también supuso más de 98 millones en exportaciones. Desde la asociación albacetense Adiex se destacaba en cambio la subida en las exportaciones de bienes de equipo. Capítulos como el de aeronaves, con 24,7 millones de euros exportados desde Albacete, o el de maquinaria, con más de 72 millones en un año, son los que Iván Torres destacaba: «Los datos de exportaciones de 2017 tienen buenas noticias, como ese crecimiento que es mayor que el de la media, pero lo más notable de las cifras que yo resaltaría es la subida de las exportaciones de bienes de equipo». Para Torres es importante «porque son partidas de mayor valor tanto económico como a nivel de tecnología e innovación que es donde vamos peor». El presidente de Adiex explicaba que por supuesto «las exportaciones son fundamentales para el sector agroalimentario, qué duda cabe, pero ahí se exporta mucho volumen, muchos kilos, sin embargo en economía son importante los bienes de equipo; que aumenten de forma tan significativa es bueno». Los números dan un ejemplo: Los más de 24 millones de euros exportados en aeronaves responden a 49 operaciones comerciales, y a la vez los 21 millones facturados desde la provincia por «preparaciones de hortalizas, de frutas u otros frutos» requirieron más de 600 transacciones.

POR DEBAJO. Con estos números el saldo comercial de la provincia, es decir, la diferencia entre lo que se vende fuera y lo que se compra a otros países, da un resultado positivo. Se exportó en 2017 por valor de 232,5 millones de euros más de lo que se importó. En todo caso, Albacete y Castilla-La Mancha continúan siendo un territorio poco dado al comercio exterior si se hace la comparación con otros lugares de España, explicaba el presidente de Adiex: «En España hay cierto territorios que llevan la voz cantante para exportar, son Cataluña, Madrid y País Vasco; Valencia tiene también mucha importancia, pero otras regiones como las Castillas y Extremadura tienen unas cifras distintas ». Iván Torres añadía que esa diferencia histórica es algo «lógico, por población, por dificultad de acceso a personal cualificado, por falta de atracción para que empresas se implanten aquí. Esa ha sido siempre una lucha de nuestra asociación Adiex, gran parte del éxito de una región es ser capaz de generar conocimiento propio y retener el valor; si hay emprendedores dentro pueden surgir empresas de alto valor».

La Tribuna: MARCELO ORTEGA / ALBACETE

Descargar PDF - Pag 6

Descargar PDF - Pag 7