Adiex dice que ya hay efectos de la pandemia en la producción

Iván Torres, presidente de la asociación de importadores y exportadores reclamaba celeridad en las ayudas y facilidades porque el «frenazo» a las actividades comerciales es inevitable.

La expansión del Covid-19 tendrá efectos económicos difíciles de cuantificar ahora, pero los tendrá. Las restricciones de movimientos entre países se hacen notar ya, y lo notan las empresas que tienen parte de su negocio o todo su negocio en los mercados internacionales. En Albacete, el presidente de la Asociación de Importadores y Exportadores (Adiex), Iván Torres, contaba ayer a La Tribuna que el impacto en las cadenas de producción de las empresas es inevitable, y por eso urge que la ayuda púbica anunciada sea pronto una realidad.

Las restricciones de Estados Unidos a los vuelos de carga (aparte de los pasajeros) procedentes del espacio Schengen es un ejemplo de cómo el coronavirus tiene consecuencias en la actividad comercial. Iván Torres decía que «desde luego va a haber un frenazo a las actividades comerciales que se van a hacer; a nivel internacional esto supone una incertidumbre tremenda, por la parada en las actividades comerciales, la anulación de reuniones, de visitas, el bloqueo de operaciones abiertas hasta que no se sepa muy bien cómo va a terminar... El perjuicio económico que va a suponer casi de la mano al perjuicio sanitario».

El efecto sobre la actividad de las empresas y la producción del coronavirus está por evaluar, pero está aquí, decía Iván Torres: «Es ya, no es a la larga, los efectos ya han llegado, hay roturas de stock, hay problemática de entrega y recepción de equipos, tránsito de profesionales... El perjuicio económico ya se está originando». Por ese motivo el presidente de los importadores y exportadores en la provincia reclamaba «que las medidas anunciadas no se queden en un anuncio, porque están tardando mucho en plasmarse», en alusión a propuestas hechas públicas por el Gobierno, como «créditos para las empresas, la posibilidad de carencias en pago de impuestos, o la posibilidad de reducciones temporales de empleo donde la Seguridad Social asuma parte del costo empresarial».

Para Iván Torres que haya celeridad en tramitar todo ese apoyo de las administraciones es esencial: «Hay que definir una serie de ayudas, si no puede provocar una tensión enorme, incluso el cierre de empresas en nuestra región».

Fuente: La Tribuna de Albacete