Adiex aconseja «prepararse» para hacer frente a escenarios «complicados» Venezuela y Reino Unido

Nos hacemos eco de la amplia información publicada por el diario La Tribuna de Albacete (en su edición del domingo 10 de febrero), sobre las empresas exportadoras, por el interés que esta crónica periodística tiene para las empresas de ADIEX. Además, recoge una valoración del presidente de la Asociación, Iván Torres.

La Asociación Provincial de Importadores y Exportadores cree que, si Reino Unido opta por un Brexit 'duro', será «un grave problema»

La situación de Reino Unido y la de Venezuela son las dos que «dominan» la actualidad económica, aunque son dos casos «muy distintos » y con un impacto «muy diferente» para las empresas albaceteñas que operan en el exterior. Así lo consideran desde la Asociación Provincial de Importadores y Exportadores (Adiex). Su presidente, Iván Torres, menciona, como ejemplo, que, mientras el primero es el quinto mercado para esta región y la provincia, el segundo está «muchos puestos por detrás», aunque eso sí, «la balanza comercial con Venezuela es mucho más favorable para nosotros».

Torres propone a las empresas exportadoras que «preparen planes de contingencia para actuar ante los dos escenarios posibles» que se plantean en Reino Unido. Si finalmente se opta por un Brexit 'blando', el presidente de Adiex considera «que la transición se hará de forma rápida y sin demasiados inconvenientes» para las partes, ahora bien, si gana la opción del Brexit 'duro', «sí que vamos a tener un grave problema». En ese caso, los exportadores albacetenses (sobre todo del ámbito
agroalimentario, vinos y automóviles) sí tendrían que enfrentarse la barreras de enjundia como «aranceles, aduanas, inconvenientes en viajes y el consiguiente encarecimientos de trámites y productos» en el que probablemente desembocaría la situación.

MÁS FAVORABLE
Desde Adiex reseñan que Reino Unido es uno de los principales destinos exportadores de esta región y esta provincia, frente a Venezuela, donde prácticamente no hay negocio exterior. Eso si, admiten que la balanza comercial con el país
latinoamericano es «mucho más favorable para nosotros».

Tampoco parece muy probable, considera, que se vaya a dejar la frontera irlandesa como un paso más ágil, que pudiera suponer una especie de puerta trasera para evitar tantas trabas. «Existe la posibilidad de que no se llegue a un acuerdo de salida para finales de marzo y se retrase la fecha, pero eso sólo supondría retrasar el mismo problema unos meses», con el agravio de que se juntaría con los comicios fijados en nuestro país para el 26 de mayo y «probablemente Inglaterra participaría en las elecciones».

El caso de Venezuela, a donde se exportan sobre todo tractores «y no sé si muchos de segunda mano», la recomendación que se hace desde Adiex, hasta que se calme la situación interna del país, es «reducir, en la medida de lo posible, las operaciones con este país».

La posibilidad es que, si permanece Guaidó, «seguramente haya una inyección de inversión» de los países que se han alineado en su apoyo, pero si el conflicto se intensifica, «lo mejor es plantearse romper las operaciones allí».

Mientras, advierte Torres, no hay que perder de vista a China y Estados Unidos, que «miden su poderío » y han impulsado un escenario internacional donde los niveles arancelarios, especialmente en sectores como el acero y derivados del aluminio, «han generado una situación económica compleja».

La incertidumbre influye en las respuestas a las dudas que tienen los exportadores

Reino Unido y las opciones de su salida de la UE centran las consultas que llegan al Área de Internacional de FEDA

FEDA cuenta con un área de Internacional desde la que se atiende a quienes quieren hacer negocio en el exterior, se les informa y se les despeja dudas sobre normativas, trámites y demás. Y también se les trata de dar respuesta a los temores que plantean cuando ya trabajan con mercados que ahora se encuentran inmersos en una situación de inestabilidad, como Reino Unido. Sin embargo, como expone la responsable del departamento de Asociaciones y Áreas Técnicas, y del Área Internacional, Évelin Molano, «el problema al que nos enfrentamos es la incertudumbre del modelo de Brexitque se aplicará>>.

Évelin Molano, Internacional FEDA

Molano menciona que «no sabemos si se va a cambiar la normativa del etiquetado, si va a haber aranceles o si se va a permitir la libre circulación de personas».

Por este motivo, apunta, «el principal consejo para las empresas es tener un plan de reacción inmediata», que les prepare para saber cómo actuar en los posibles escenarios que hay abiertos. «Hay que ir analizando qué está pasando con mi mercado, qué va a pasar con el cambio con la libra o cómo voy a tener capacidad para reaccionar» porque, considera, «es aquí donde se está fallando».

Para ello, contarán con «nuestro asesoramiento e información, como siempre, que también nos tendremos que poner al día», pero Molano insta las empresas a ir «un paso por delante».

Reino Unido es el quinto destino de las exportaciones de nuestro país -y comunidad-, y Estados Unidos el sexto, pero aquel mercado, aunque esté tirando de los hilos a nivel internacional, «es un país ya de por sí complicado para exportar, con distintas normativas en los estados, y con procesos rigurosos para vender allí, aunque evidentemente influye si impulsa nuevos aranceles», lo mismo que ocurre con China, que «es el décimo destino» de nuestras exportaciones.

Venezuela, por contra, apenas si tiene impacto para el sector exportador provincial. Tanto es así que, dice Molano, «no hemos recibido ninguna consulta de este destino».

Iván Torrres Presidente de ADIEXIVÁNTORRES. PRESIDENTE ADIEX
«Retrasar la fecha de salida de la UE sólo supondría retrasar el problema meses»

Las principales preocupaciones para los exportadores.
A la hora de exportar, son mu­chos los trámites que las em­presas tienen que tener en cuenta para que el negocio les sea fructífero.
Conocer la situación de los países de destino es clave para evitar errores y minimizar las pérdidas económicas.

ARANCELES es el principal temor de los empresarios ante la salida próxima de Reino Uni­do de la Unión Europea. Gra­var las exportaciones, y ver en qué grado de tributación, pue­de ser una carga a la que mu­chas empresas no puedan ha­cer frente.

ETIQUETADO
es otra de las claves del cambio a las que hay que estar atentos, ante la posi­bilidad de que su normativa pueda varias, lo que también influiría en el precio final.

BARRERAS PARA ARANCELARIAS
son las que no se pueden controlar. No se fija un arancel en sí, pero se impulsan medidas con efectos similares.

LIBRE CIRCULACIÓN
de per­sonas, que podría ser restringi­do si gana un Brexit 'duro'.
Las exportaciones de la provincia están atentas a Venezuela y Reino Unido.

En 2018, las empresas albacetenses que vendieron al mercado latinoamericaoo se dispararon desde la decena aproximada de años antes hasta casi un centenar

Lo global incide en lo local. Y aque­llo que ocurre a miles de kilóme­tros de distancia puede tener un impacto directo en nuestra ciudad. Las interconexiones de un mundo donde lo que manda es el dinero son más que evidentes. Por eso, cuando los conflictos exteriores se agudizan, los empresarios albace­teños se preocupan. La cuestión es­tá en determinar cuál es el grado de impacto.

Evidentemente, ni todas las inestabilidades son iguales ni las miradas económicas se posan por igual en unos países (ni qué decir continentes) que en otros. Cuando el aprovechamiento de los recur­sos está garantizado, el silencio an­te las catástrofes, injusticias o dis­putas ni se menciona. Aunque éste esté a apenas una decena de kiló­metros abajo del continente más veterano del planeta.

Preocupa el cash. Las amenazas a un negocio consolidado o a per­der posicionamiento económico. Venezuela, por un lado, y Reino Unido, por otro, son los dos claros ejemplos. Más distintos no pueden ser. Casi más alejados, tampoco pueden estar, no sólo en lo físico, sino en lo ideológico. Pero la vista de Europa y Norteamérica está, con fijación, puesta en ellos.

Albacete también tiene sus cier­tos intereses. Los sociales, como es obvio, por los paisanos que viven en estos dos países y por aquellos a los que la provincia acogió, proce­dentes de ambos. El intríngulis se centra mayormente en cómo les puede afectar a los ingleses un Bre­xit duro como el que ahora parece estar cada vez más cerca.

Las empresas exportadoras a Venezuela pasaron de 12 a 98 en un año

EN DATOS. Un temor que compar­ten los exportadores albaceteños. Si las fronteras se cierran con Rei­no Unido, las trabas arancelarias podrían lastrar un mercado cre­ciente para esta provinci.

Un informe económico elabora­do por el ICEX y el Ministerio de In­dustria, Comercio y Turismo sobre las exportaciones e importaciones de Castilla-La Mancha con el mer­cado británico refleja que en 2017 las empresas albaceteñas exporta­ron por valor de 49,4 millones de euros. Un año más tarde, aunque los.datos recogidos de 2018 sólo in­cluyen hasta el mes de julio, el vo­lumen de negocio se situaba en los 31,7 millones de eurós.

Eso sí, en importaciones de bie­nes y servicios procedentes de Rei­no Unido esta provincia sí fue a más porque, aunque los datos son de los siete primeros meses del año,el ejercicio pasado, en ese periodo, ya se había alcanzado práctica­mente (11,4 millones de euros) la cifra de los 11,5 millones de euros importados en todo 2017.

Los ingleses compran bastantes cosas a Albacete ( el 17,4 % del ne­gocio regional), nQ se concentran en una sola, aunque sobresalen las exportaciones de azúcares y pro­ductos de confitería.

También se les venden bebidas (principalmente vino, aunque todo tipo, a excepción de los zumos), le­gumbres y hortalizas, productos lácteos (el queso es lo que más se demanda), algo de pinturas y algo de aparatos eléctricos.

CASI UN CENTENAR. Reino Unido es el quinto destino de las exporta­ciones que salen de Castilla-La Mancha y nuestro país es el noveno proveedor de las islas, en un ranking liderado llamativamente por China-Hong Kong. Por eso no es extraño que sean muchas las exportadoras de la provincia con la mirada puesta en este mercado, aunque es cierto que en el último año, propiciado probablemente por la inestabilidad en la que está instalado desde hace meses, la ci­fra haya bajado ligeramente.

Mientras en 2015 las empresas de Albacete que hicieron negocio con Reino Unido fueron 86, y el in­terés subió a las 93 un año más tar­de y rozó el centenar (98) en 201 7, en 2018 -hasta julio- se redujo a 88 (10 menos en un año).

Al otro lado del charco, y con tina tremenda inestabilidad política, Venezuela reclama su posición do­minante como el mayor poseedor de reservas de petróleo. Eso le ha permitido mantener un 'tira y aflo­ja' principalmente con Estados Unidos, pero también con Europa. Un país con recursos, pero sin in­dustria, por eso tienen que echar mano de la compra al exterior de muchos bienes.

Albacete no es un gran provee­dor para Venezuela, de hecho, las exportaciones en 20 i 7 al país lati­noamericano fueron por importe de 1,5 millones de euros, la misma cifra alcanzada en 2018 entre los meses de enero y noviembre. Los datos proceden del informe que acaba de publicar esta misma semana (por eso los resultados eco­nómicos del último ejercicio son sólo a falta del último mes, y no hasta julio, como el elaborado con Reino Unido) el ICEX y el Ministe­rio de Industria, Comercio y Turis­mo sobre negocio exterior de esta comunidad autónoma con el mer­cado venezolano.

Ahora bien, casi el 100% de las ventas albaceteñas fue sobre un so­lo sector: vehículos automóviles o tractores. A la región también com­praron, de forma más notable, ja­bones y ceras, pero en el caso de las exportaciones de esta provincia, se limitaron al motor.

MÁS DE UN TERCIO. Si bien el vo­lumen de ventas exteriores no es relevante, en comparación con otros destinos, las exportaciones albaceteñas a Venezuela represen­tan el 36, 7% de las registradas por Castilla-La Mancha.

Ahora bien, esto conviene po­nerlo en su posición adecuada pa­ra hacer un correcto análisis: en 2017Venezuela se situó en el pues­to 87 en el ranking de las exportaciones realizadas por las empresas castellano-manchegas.

Los 49 millones a Reino Unido son el 17,4% del total de ventas de la región

Poco es, de momento, el nego­cio de ventas, pero casi inexistente es el de compras. Las importacio­nes de Albacete procedentes de Ve­nezuela fueron, según se refleja en el informe económico, de cero eu­ros en 2017 y de 100.000 euros en 2018 (a falta del último mes). Lo que le compramos casi en exclusi­va al mercado latinoamericano fue­ron pescados y crustáceos.

Aún así, el impacto indirecto de la fuerte inestabilidad de una de las voces cantantes en el imperio pe­trolífero es indudable. Los precios en los carburantes pueden verse fuertemente afectados y ello se tra­duciría en un perjuicio tanto para el tejido empresarial, por untado, como para las economías familia­res, por el otro.

Entre todo este contexto sí hay un indicador que llama poderosa­mente la atención. Uno que ha ex­perimentado un salto espectacular en relación a los años previos: la ci­fra de empresas exportadoras des­de Albacete a Venezuela.

El Informe de Mercado con Cas­tilla-La Mancha indica que, la falta de interés demostrada desde mi­tad de la década por la provincia hacia este destino, cambió radical­mente el año pasado. Mientras en 2015 se constataron nueve empre­sas exportadoras en Albacete a Ve­nezuela, la cifra subió a 12 en 2016 para regresar nuevamente a las nueve en 2017. Hasta noviembre de 2018, es decir, prácticamente en todo el año pasado, las empresas exportadoras desde Albacete hacia Venezuela fueron 98.

La Tribuna: E. Real Jiménez / Albacete

Descargar PDF