FEDA pone al día a las empresas sobre la fiscalidad tras el Brexit

Mientras las negociaciones comerciales siguen abiertas, la patronal destaca la mayor incertidumbre que provoca la nueva regulación de impuestos para vender en Reino Unido

La salida  del Reino Unido  de la Unión  Europea ya es un hecho aunque aún quedan muchos deta­ lles por conocer, sobre todo en lo comercial, donde las negociacio­nes sobre las futuras relaciones en­tre británicos y la UE continúan. Esa ausencia de un marco norma­tivo definitivo para el comercio ex­terior y el tiempo pasado desde que Reino Unido anunciara su intención de dejar la Unión han hecho que las empresas locales y provinciales con intereses comerciales en Reino Unido pudieran preparar su adaptación al nuevo escenario.

«No estamos teniendo estas se­ manas  un mayor número de con­ sultas por el Brexít», explicaba Es­teban Villanueva, secretario de la Cámara de Comercio e Industria de Albacete, entidad que prepara una jornada monográfica para esta cuestión. Tampoco han notado un aumento de las consultas en el área de Internacionalización de la Confederación de Empresarios FEDA, explicaba a La Tribuna su respon­sable, Évelin Molano: «En tres años de negociaciones para que no hu­biera un Brexit sin acuerdo hemos aconsejado preparar el terreno, porque claro que hay cambios, aunque queda mucho por definir aún, no sabemos si habrá libre co­mercio, si Reino Unido pasará a ser considerado un tercer país... Lo que sí hemos  aconsejado, junto con la Agencia Tríbutaría, era adelantarse en todo el tema fiscal, que es el que más puede apretar a las empresas».

<<INCERTIDUMBRE». Molano de­ cía que es en esta materia «donde está la mayoría de la incertidum­ bre», pero la Agencia Tributaría ya dio una directrices que por el mo­mento sirven, si bien «esto puede cambiar o no, en función de lo que termine de pasar de aquí a final de año». La técnico de Internacionali­zación decía que el de Reino Unido es un mercado «relevante» para las empresas españolas, porque las ex­ portaciones de bienes y servicios allí son importantes, y es «intere­sante» también para Castilla-­La Mancha, aunque en cifras lo es me­nos para Albacete, que no tiene grandes cifras de exportación ni de importación con Reino Unido. En los últimos años, en todo caso, las ventas de la provincia a Reino Uni­do aumentaron, y si las exportacio­ nes en 2015 se quedaban en 36 mi­ llones de euros, en 2018 se acerca­ban a los 55 millones. En 2019, con el mes de diciembre por computar, se habían exportado 50 millones de euros desde Albacete a Reino Unido, menos del cinco por ciento de toda la facturación. Las impor­taciones, a la vez, no llegaban a los 19 millones.

El nuevo escenario político de Reino Unido afecta también a los 570 albacetenses que oficialmente residen en el país que abandona la Unión Europea. Desde este mes to­ dos los residentes de la UE y sus fa­milias en Reino Unido deberán so­licitar un permiso de residencia, que se otorgará con mandato inde­finido para quienes residieran allí más de cinco años, y limitado para el resto.

Fuente La Tribuna de Albacete