“Estamos trabajando en una línea de productos 100% naturales que nos diferencien de nuestros competidores”

El Conchel Original Food es una empresa que promueve la necesidad de alimentarse de una forma sencilla y equilibrada. Por eso, se sienten responsables de la creación de productos que ayuden al consumidor en su alimentación diaria, manteniendo la fabricación tradicional de sus productos, preservando su sabor original generación tras generación.

Eduardo Cano Lorente es el responsable de Exportación de esta compañía. En estas líneas nos explica más detalladamente el trabajo de El Conchel.

PREGUNTA: Para todo aquel que no os conozca, ¿qué es y a qué se dedica El Conchel?
RESPUESTA: “El Conchel es una empresa del sector cárnico dedicada a la producción de productos de origen porcino, que nace como fruto de un proyecto familiar en los años ochenta. En principio se desarrolla como una pequeña carnicería regentada por el matrimonio formado por Caridad Gómez y Nicolás Cano y su hijo mayor Antonio Cano (actual CEO de la compañía) y más tarde se unen al proyecto el resto de los hermanos, momento en el cuál se decide hacer una apuesta más fuerte emprendiendo así una pequeña fábrica de embutidos cuyo valor principal era el de mantener la tradición en la elaboración para no renunciar a la calidad y el sabor de los embutidos artesanales. Hoy día, 27 años después, la compañía cuenta con más de 70 empleados y se ha ampliado notablemente la gama de productos como respuesta a las demandas del mercado. Sin renunciar a nuestros estándares de calidad, la filosofía de innovación constante nos ha llevado a afrontar retos como la eliminación de alérgenos de nuestros productos o la desaparición total de gluten de toda nuestra cartera. A los tradicionales embutidos curados se ha añadido una gama de cocidos y ahumados en los que el lacón y el bacon se convierten en productos estrella, una línea de productos de quinta gama orientados al canal Horeca con productos como costilla barbacoa, o nuestra gama snack, con la cual se ha observado un potencial muy importante en los mercados internacionales”.

P.: ¿En qué países está presente su empresa?
R.: “A pesar de que la entrada en mercados extranjeros es un proceso lento y costoso se ha conseguido estar presente en varios países, sobre todo del continente Europeo, como Alemania, Francia, Bélgica, Reino Unido, Dinamarca, Suecia, Portugal, Ucrania o Luxemburgo, aunque en Asia y América Latina cada vez poseemos autorización para más países y se están comenzando a abrir oportunidades muy interesantes en países como México, Colombia, Argentina, Perú o Japón, en los que esperamos a asentarnos muy pronto, o Hong Kong, en el que ya tenemos algunos clientes”.

Eduardo Cano, El Conchel

P.: Trabajan en un sector en el que es importante innovar y buscar la mejora continua. ¿Han realizado inversiones recientes en este sentido?
R.: “La innovación es parte de nuestros valores y uno de los principios de nuestra filosofía corporativa. Como ya adelantaba antes, la eliminación total de alérgenos de nuestra oferta de productos, la desaparición completa de gluten, y las constantes mejoras realizadas en cada uno de nuestros productos a partir de las sugerencias principalmente de clientes potenciales y reales son algunas muestras de nuestro proceso de cambio y renovación. Además se está trabajando en una línea de productos 100% naturales que nos diferencien de nuestros competidores. Pero sin duda, las apuestas más notables son la incorporación a nuestro equipo de un Responsable de Investigación y Proyectos que junto con el Departamento de Marketing (recientemente creado también), se encuentran en fase de desarrollo de un embudo y un comité de innovación gracias a los cuáles se pretende renovar y mejorar nuestros productos, así como aportar nuevas ideas que nos hagan estar al día y adelantarnos a las exigencias de un mercado tan competitivo como en el que nos encontramos.”.

P.: ¿Cuál cree usted que puede ser el motivo del éxito de su empresa para seguir siendo competitiva en el mercado?
R.: “En primer lugar, la preocupación constante por aumentar la calidad de nuestros productos nos permite adaptarnos a las exigencias de nuestros clientes y consumidores, siendo estos últimos los que han marcado un antes y un después en el cambio de dirección que se está desarrollando en nuestra empresa. La tendencia a la alimentación sana y equilibrada, así como un alto porcentaje de seguidores de la tendencia “Foodie” entre nuestro público actual y objetivo, nos ha llevado a centrar nuestros esfuerzos en productos como los pertenecientes a la gama snack antes mencionada, cuyos principales valores añadidos son su alto valor proteico, la variedad de formatos adaptados a las necesidades del mercado y distintas tipologías de cliente y la disponibilidad de sabores sorprendentes y a la vez con alto valor nutricional, gracias a haber añadido trozos de nuez, queso manchego con denominación de origen o arándanos a nuestros fuet en formato snack. Todo esto, unido a la reciente actualización de nuestro logotipo e imagen de marca y las implicaciones que ello ha supuesto en cuanto a marketing y comunicación, nos están abriendo puertas a mercados para los que antes nuestros productos no eran suficientemente atractivos y que consideramos son el futuro como la gran distribución tanto a nivel nacional como en el panorama internacional. A todo esto podríamos sumarle los grandes esfuerzos que se realizan en cuanto a servicio a nuestros clientes que es algo que estos mismos resaltan como valor diferenciador de nuestra empresa”.

P.: Ustedes pertenecen a la Asociación de Importadores y Exportadores de Albacete, ADIEX. ¿Cómo ve el trabajo que se realiza desde la asociación?
R.: “Desde nuestra empresa valoramos muy positivamente la existencia de asociaciones como ADIEX que ayudan y apoyan la expansión de las empresas de nuestra área geográfica al extranjero. No solo es de utilidad a nivel individual para cada empresa de las pertenecientes sino que como conjunto de empresarios de una misma provincia, que se nos ayude a la internacionalización de nuestras actividades fomenta el desarrollo económico de nuestra zona así como el reconocimiento de nuestra región favoreciéndose la imagen de Albacete a nivel internacional”.

P.: ¿Qué aspectos cree usted que deben mejorarse o potenciarse desde ADIEX?
R.: “Fomentar las reuniones entre los socios para poder poner en común las vivencias y experiencias de cada uno en el marco internacional podría ayudar a aprender de los errores y éxitos de los demás, así como impulsar y motivar a aquellos que se encuentran en fases iniciales de expansión y que no saben muy bien como desarrollar adecuadamente un proyecto de tanta envergadura como es la internacionalización de una empresa, especialmente para las pymes. Cursos y formación sobre como afrontar u organizar las ferias internacionales, sobre las barreras culturales que pueden encontrarse en ciertos mercados a la hora de exportar nuestros productos, la remisión de artículos, foros, páginas u otros materiales de interés a los socios dependiendo del sector en el que se encuentren, son algunas mejoras que podrían ser de utilidad para todos”.