Agraria San Antón afronta nuevos proyectos

La cooperativa, que es toda una referencia en el sector, se plantea impulsar la sección de almendra, un producto clave en el sector

La Cooperativa Agraria San Antón es una referencia en la región. Su directora financiera, María Ánge­les Cuesta, se refirió a los proyec­tos en los que están actualmente involucrados y explicó cuáles se plantean a corto y medio plazo.
«Actualmente estamos involu­crados en la producción y comer­cialización de semilla certificada, manteniendo siempre un alto ni­vel de calidad. También tenemos previsto, para la próxima campa­ña de cereal, comenzar a trabajar con producto ecológico muy de­mandado en el sector agroalimen­tario», señaló Cuesta.

«A medio plazo, nos plantea­mos poner en marcha la sección de la almendra, que sin duda será un producto clave en el sector en los próximos años y que ya tiene una gran presencia en la zona», agregó.

BENEFICIO PARA EL SOCIO, La directora financiera de la coopera­tiva Agraria San Antón subrayó que «existe cierta creencia sobre que la forma social de la Cooperativa condiciona en gran medida su evo­lución y desarrollo, pero creemos que la clave está en organizarse co­mo una empresa a nivel financiero y comercial, contar siempre con un personal cualificado y por su-puesto dar prioridad al beneficio para el socio. Por lo tanto, no con­sideramos que una cooperativa deba tener ningún tipo de limita­ción a la hora de crecer y desarro­llar nuevos proyectos».

Sobre el momento que vive Agraria San Antón resaltó que «es una cooperativa que cuenta con una larga trayectoria en el sector del cereal, y que ha contado desde su constitución en el año 1984 con unos socios muy involucrados y que hoy en día goza de una gran estabilidad».

«A pesar de ser una empresa tradicional, actualmente se en­frenta a nuevos proyectos como lo ya comentado sobre los frutos de cáscara y el cereal ecológico. Ade­más en los últimos años ha co­menzado a realizar exportaciones a países como Turquía», manifes­tó María Ángeles Cuesta.

En relación a las asignaturas pendientes que tiene el sector co­operativo, Cuesta indicó que «las explotaciones agrarias suelen pa­sar vía familiar a las nuevas gene­raciones, en este sentido, animar a las mujeres a que se hagan tam­bién cargo de las mismas. Hoy en día, muchas mujeres están sobra­damente preparadas para dirigir sus explotaciones y tienen todavía mucho que aportar en este sector».

Para concluir, y en relación a la era digital en la que estamos in-mersos donde todo es 4.0 o 'inteli­gente' y preguntada sobre si ha lle­gado esta revolución también a la cooperativa, indicó que «sin duda se han producido muchos cam­bios a nivel tecnológico que se in­corporan a pasos agigantados en el día a día de la empresa, si bien es cierto, que en este sentido en el mundo cooperativo todavía que­da mucho por avanzar digitalmen­te hablando. En la medida en que sepamos adaptarnos y hacer un uso útil y específico de estas nue­vas tecnologías seremos capaces de mejorar nuestra gestión y ser más competitivos», manifestó la directora financiera de la coope­rativa Agraria San Antón. 

Artículo de La Tribuna, 2 de mayo de 2019.